Noticiero Agencia 3

Sin Censura Informativa

EN TAPACHULA HAY MAS DE 15 ZONAS DE TOLERANCIA

Luis Rey García VillagranTAPACHULA, CHIS A 30 DE OCTUBRE (a3).- En Tapachula existen más de 15 zonas de tolerancia donde se ejerce la prostitución abierta y disfrazada, en los que la fichada que según la nueva Ley Contra la Trata de Personas, es un delito y una explotación, tanto laboral como sexual, ahí son un negocio redondo donde se ven involucrados desde los dueños y encargados de esos negocios, el cliente, así como las autoridades municipales, estatal y federal.
Al respecto el vocero del Centro de Dignificación Humana AC, Luis Rey García Villagran, dio a conocer que todo los actores activan y reproducen como deber cotidiano un sistema de impunidad y corrupción en pro de la prostitución, donde gracias a la falta de voluntad por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno, México clasifica en automático entre los primeros lugares de América Latina y del mundo en esa nueva forma de esclavitud.
Añade que las zonas de tolerancia o roja es donde se aglutinan más de cuatro establecimientos denominados bares diurnos o centros botaneros, donde laboran 4, 5 o más mujeres, en su mayor parte centroamericanas dedicadas a fichar, es decir, al sentarse las chicas con un cliente, les cobran la cerveza de a 70 hasta 120 pesos y según el caso el 70 por ciento de eso va a los bolsillos del dueño del bar o giro negro y el 30 por ciento para la llamada mesera.
Precisa que en ese negocio es posible establecer un acuerdo para ejercer distintas modalidades de actividad sexual, en algunos casos con el consentimiento de la mujer y en otros con algún tipo de presión, donde es necesario aclarar que en ambos actos se distingue el delito de trata de personas.
Asimismo señaló que es pertinente aclarar que en ese artegio del fichaje es una practica cotidiana de las mujeres que trabajan en esos lugares, donde se puede señalar el conglomerado de más de cuatro de esos lugares en las distintas calles de la ciudad, en una periferia que no pasa de más de 3 a 4 cuadras, pero en muchos sectores de Tapachula existen y se practica la fichada.
Señala que es evidente la permisión social con que se vive la trata de personas en Tapachula, ya que los establecimientos donde reproduce pululan por doquier sin distinción de ubicación y todo ello bajo el cobijo y la complacencia de la autoridad municipal, estatal y federal.
Asimismo precisa que destaca la advertencia que la jurisdicción sanitaria o el municipio al obligar a los dueños de esos bares diurnos o cantinas para que plasmen en las entradas sendos letreros que textualmente dicen “bar diurno, así como el supuesto número de permiso o licencia, prohibida la entrada a menores de edad, uniformados armados y drogados y personas perturbados mentales”, donde también se específica el horario y el aforo.
Afirma que en Tapachula hay más de 15 zonas de tolerancia, donde destacan tres en Puerto Madero, en el entronque entre el libramiento sur y la carretera antiguo aeropuerto, la antigua zona de tolerancia, entre séptima, novena, once y trece sur y cantinas aledañas, las inmediaciones del mercado Soconusco o la estación, la colonia 5 de Febrero, entre 21 poniente, entre octava y sexta norte, décima norte entre 21 y 23 poniente.
Asevera que hay más zonas de tolerancia en la colonia centro sobre la tercera y quinta poniente, entre doce y catorce norte, y circunvecinas, así como cerca de donde se ubica la Terminal de Corto Recorrido, en el parque Central Miguel Hidalgo, en funcionamiento nocturno exclusivamente las Etnias, en la colonia Magisterial detrás del Lienzo Charro, en la vía del tren sobre la 18 poniente, entre octava y sexta sur, LAS Huacas, así como el par vial de la sétima sur entre 16 privada oriente y quinta sur, la colonia Indeco y en la zona de antros ubicada en prolongación de la avenida central y calzada del Panteón Jardín.
Apunta que son más de mil 500 mujeres de nacionalidad guatemalteca, salvadoreña y sobre todo hondureña las que son explotadas laboral y sexualmente en esos lugares, aunque las cifras son bastante vólatiles, ya que esas personas, forman parte de una población que fluctúa, por su condición de migrantes o porque ellas mismas consideran que su actividad se encuentra al margen de la ley y se ven rechazadas por el grueso de la sociedad. (Por Raúl Guerra y Osvaldo Andrade/a3)

F: Luis Rey García Villagran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 30, 2013 por .
A %d blogueros les gusta esto: