Noticiero Agencia 3

Sin Censura Informativa

Columna Sur Héctor Narváez ¿Permanencia o renovación?

  

Con los resultados del 6 de junio, ¿continuará Oswaldo Chacón Rojas como presidente del Instituto de Elecciones de Chiapas? 

¿Es conveniente que siga con los mismos consejeros electorales, quienes en algún momento no actuaron como debió de ser? 

¿Permanecerá? Algunos lo defenderán de que hizo un buen papel en este proceso electoral ¿O lo renovarán? Que sería saludable, para que el órgano electoral no arrastre vicios. 

Personaje del pasado 

La actuación de Oswaldo Chacón ya lo habían advertido varias organizaciones sociales en Chiapas, pero no les hicieron caso, hasta después de los comicios. 

Hablaban de un atraso de por lo menos una década en la democracia; es decir, como en los tiempos de Juan Sabines Guerrero, Gobernador de Chiapas y hoy Cónsul en Orlando. 

El mandatario que llegó por el PRD y por AMLO, pero al asumir el poder su alineó al PAN y a Felipe Calderón y después se sometió al PRI y a Enrique Peña Nieto. 

Y, sobre todo que, Oswaldo fue Presidente de la Comisión de Fiscalización Electoral o la Contraloría Electoral a finales del sexenio de Pablo Salazar y continuando para casi todo el mandato de Sabines Guerrero. 

Los dirigentes sociales y observadores electorales, incluso de organismos internacionales, denunciaron que Chacón sirvió como “brazo ejecutor” del entonces Secretario de Gobierno, Rubén Velázquez, quien aspiraba a ser Gobernador y terminó como Senador pluri. 

El hoy titular del Instituto de Elecciones, en aquel entonces recibió instrucciones precisas para atacar, presionar, hostigar e investigar a quienes no convenian al entonces Gobierno “de la Esperanza” en el estado. 

Para ser más preciso, emprendió una “cacería” en contra de un diputado federal, que ahora se encuentra prófugo por “la Estafa Maestra”, y el otro que fungía como Senador del PRD y buscó por primera vez la gubernatura, pero al final “El Peje” le dijo que no. 

Y extrañamente, este personaje que sirvió a los oscuros intereses de los del pasado, fue designado por el INE como titular del órgano electoral para este 2021. 

¿Lo mismo para el 2024? 

En estas elecciones, para mi juicio, hay dos puntos en contra de Oswaldo Chacón. 

El primero fue cuando aceptó la prórroga de los partidos para la postulación de sus candidatos a alcaldes y diputados locales. 

Como se recordará, ese asunto llevó casi a un mes, porque el Presidente y los consejeros daban uno y otro plazo, para que cumplieran con la equidad de género y la cuota indígena, lo que provocó incertidumbre, sobre todo en medio del proceso interno de Morena. 

Esto también sucedió en el 2015, cuando el órgano electoral paró las campañas a mitad del proceso electoral, porque había encontrado que varios partidos no cumplieron con la equidad de género y por lo cual hizo sustituciones de candidaturas. 

Esto provocó que algunos consejeros fueran destituidos al año siguiente por el INE. Y por orden del Tribunal Federal Electoral se renovó en su totalidad, por el fraude con los votos para el “Diputado Migrante”. 

El otro punto en contra, es lo que sucedió en el día de la jornada electoral de este 2021. 

Aparte de las irregularidades que se presentaron, como la tardanza en la instalación de las casillas, la inducción del voto para un partido, el no contar con los representantes de los partidos para el conteo después del cierre de las casillas y el traslado inapropiado de la paquetería a los comités municipales y distritales, también lo que se vivió en la noche. 

Otro momento de incertidumbre para los candidatos a los cargos de elección, quienes no tuvieron la información a tiempo del Programa de Resultados Electorales Preliminares, el PREP, que se actualizaba “a cuenta gotas”. 

Por eso, salió Oswaldo Chacón con algunos consejeros, a decir que los resultados oficiales se darían conocer al siguiente miércoles, en los cómputos municipales y distritales, que algunos se complicaron por la protesta de los simpatizantes de los partidos y sus candidatos. 

De hecho, el conteo final no se concluyó al 100 por ciento, porque quedaron pendientes varias casillas y muchos votos nulos que no se aclararon. 

Imaginarse que pueda suceder lo mismo para la elección de la gubernatura de Chiapas en el 2024, sería lamentable. 

Por eso, planteo hoy: ¿Permanencia o renovación? 

Creo que es necesario analizar todos los errores que cometió Chacón y compañía al frente del Instituto de Elecciones. Y bien valdría la pena valorar si conviene que continúen, antes de que tengamos un escenario desagradable para las próximas elecciones. 

Moraleja: Más vale prevenir… ¡Que lamentar! 

Al margen: ¿Esquiva la pelota? 

Ayer le preguntó un periodista al Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, si el accidente del metro en la Línea 12 afecta a sus aspiraciones para la Presidencia. 

Respondió que está dedicado a su cargo y que para eso aún falta mucho, según. ¿Esquiva la pelota? ¿O empieza la tradicional ceremonia del “tapado”? 

Por último: Otra “blanca palomita” 

Lo peor del PRI en México, Manuel Bartlett –y quien fue responsable de la caída del sistema en el ‘98–, ayer declaró que “hay una campaña en su contra”. 

Y llegó más allá, al acusar que todo es financiado por “personas que desean desaparecer a la CFE y que el mercado eléctrico quede en manos de extranjeros”. Otra “blanca palomita”… ¡Manchada, pero blanca! 

¡Disfruten el Día del Padre! ¡Nos leemos el lunes! 

Mi Cel: 9642823259    

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx    

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 18, 2021 por .
A %d blogueros les gusta esto: