Noticiero Agencia 3

Sin Censura Informativa

Columna Sur Héctor Narváez De dos filos

   La primera consulta en México, y que es un logro de este Gobierno de Morena, no tiene sentido al preguntar si se debe de juzgar o no a los ex Presidentes. 

Y aunque digan que también este ejercicio ciudadano es a futuro, la verdad es que no van a actuar de la misma forma, aunque para allá vamos. 

De dos filos. Una espada que ahora está desenvainada, supuestamente para hacer justicia. Pero, la misma puede recaer sobre este sexenio. 

Herramienta del Gobierno 

Ya se ha escuchado a los expertos de que no se tiene que preguntar si se lleva a proceso o no a los ex Presidentes de la República. 

Tienen razón: el Gobierno Federal goza de todas las facultades para denunciar a los ex mandatarios nacionales. Pero, de una y otra manera, no ha querido hacerlo. 

A cambio, ha propuesto esta primera consulta popular. Y da la casualidad que después de las elecciones intermedias. 

El mensaje que mandan, tras los malos resultados para Morena en las urnas, es que buscan someter a como dé lugar a la oposición. 

Así, esta primera consulta, les queda “como anillo al dedo”, para golpear a los ex Presidentes del PRI y del PAN, quienes conforman el bloque opositor “Va por México”. 

De entrada, para que no lleguen tan fortalecidos en la Cámara de Diputados Federales, y así Morena y aliados puedan avanzar con las reformas que necesitan. Y también ir preparando el camino para la sucesión presidencial del 2024, en donde buscarán que quede alguien “a modo” y que les garantice la continuidad de sus proyectos. 

Algo así como lo que hizo el PRI y el PAN cuando estuvieron al frente de esta gran nación, para retener el poder. Nada más, que ahora lo hace Morena, y se supone de manera democrática. 

En resumen: la consulta popular para preguntarle a los mexicanos si se debe de juzgar o no a los ex Presidentes, es como una herramienta que se antoja para someter a los adversarios de este Gobierno. 

Se entramparían 

Vayamos más a fondo, para entender lo que podría esta nueva trama, muy al estilo de “la 4T”. 

Supongamos que después de esta consulta, la mayoría de los que hayan participado, dijeron que si a que sean juzgados los ex mandatarios nacionales. 

Ya lo he escrito en este espacio: no se puede llevar a proceso a un ex Presidente de México. Eso es de manera legal. 

Si bien es cierto que se acabó “el fuero presidencial”, pero eso no quiere decir que si se abre el paso para presentarlos ante los tribunales. 

Sin embargo, ¿qué haría el Gobierno Federal con un resultado a favor de que sean juzgados?  

Las instancias no podrían caer en la fabricación de delitos, porque no tendrían un sustento legal ante los jueces, aunque exista de por medio una consulta popular. Además, si hicieran eso, se verían muy mal, por darle entrada al autoritarismo. 

Hay que recordar que México es un país de instituciones, que se conducen conforme a las leyes. 

La ruta que seguirían es que en la Cámara de Diputados Federales se realicen las reformas, para que sean juzgados los ex Presidentes de la República. Y aquí, nos meteríamos en un verdadero “atorón”, porque la oposición del PRI y el PAN no lo permitiría. 

Lo que quedaría es que montaran el espectáculo ante el Senado de la República, en donde Morena y aliados si tienen la mayoría y ahí puedan hacer “el teatro” –como lo hicieron con el Gobernador de Tamaulipas–, cuando todo le compete a la Fiscalía General de la República. 

Ahora, imaginemos que todo esto llegara a suceder, que fuera procesado uno que otro ex Presidente y metieran a la cárcel a alguno de ellos, pero ya terminó la presente administración federal: ¿no podría pasar por lo mismo el actual mandatario? 

Entonces, ¿estarían de acuerdo también los morenistas a una consulta popular, para que sea juzgado su máximo líder, aunque se demuestre que ha cometido delitos? ¿Y si fuera al revés? 

Porque dicen que este primer ejercicio que se va a realizar en México, también servirá para futuro, pero es una mentira. Nunca permitirían que sucediera eso, que este en ese lugar, aunque también se trate de un acto de justicia para muchos.  

El juego que están haciendo y en lo que se entramparían. 

Lo escrito líneas arribas: De dos filos. Una espada que ahora está desenvainada y que la misma puede recaer sobre este sexenio.   

Moraleja: Con la vara que mides… ¡Serás medido! 

Al margen: ¡El acuerdo! 

Ayer un ex militante del Verde Ecologista en Tapachula, me envió un mensaje, sobre el tema que abordé: Rebotó “el Cheque”. 

Me confió que en estas elecciones no apoyó a este partido en esta ciudad de Chiapas, porque los consentidos del “Guero”, Enrique Zamora y Aida Flores, se iban a acomodar. Y así sucedió: el primero quedó como Diputado Local plurinonimal y a la última se acomodó como regidora plurinominal y con lo cual repetirá en el Ayuntamiento. El acuerdo. Mientras la gente que confió en el proyecto… ¡Nomás mirando! 

Por último: ¡Se desmidió en atenciones! 

Al Presidente del Instituto de Elecciones en Chiapas, Oswaldo Chacón, lo observaron recientemente en un acto en Palacio de Gobierno, prácticamente como si fuera un “lacayo”. 

Y el que antes persiguió al entonces ex Senador, ahora busca mostrar su sumisión, para que pueda permanecer en el cargo. Se desmidió en atenciones… ¡Solo faltó que se pusiera de tapete! 

Mi Cel: 9642823259  

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 30, 2021 por .
A %d blogueros les gusta esto: