Noticiero Agencia 3

Sin Censura Informativa

Columna Sur Héctor Narváez La gota que derramó el vaso

 

En Chiapas “el horno no está para bollos”. Pero, los aún alcaldes a quienes les queda días en el poder, no entendieron. 

Sobre todo, los que son muy cercanos al Verde Ecologista y a todo su pasado corrupto en el estado. 

La gota que derramó el vaso. Y por lo cual, los llevó a enfrentar la justicia ante los abusos que han cometido. 

La forma de imponer 

En la encerrona de la noche del pasado viernes en el Congreso del Estado de Chiapas, estaba sobre la mesa que desaforaran a tres alcaldes: al de Bochil, la de Pantelhó y también la dama que representa a Simojovel. 

Al final, los legisladores se decidieron por dos: Gildardo Zenteno Moreno y Viridiana Hernández Sánchez. Al caballero, lo detuvieron de inmediato y lo llevaron al “Amate”; a la mujer, solo la habrían presentado para que conociera las acusaciones. 

En cambio, la de Pantelhó, firmó su renuncia el sábado junto con los integrantes del cabildo, con lo cual se daría la desaparición de poderes municipales. 

Pero, ¿qué fue lo que causó para que se dieran estos movimientos tan drásticos con tres alcaldes de Chiapas? 

La respuesta es simple: hicieron “un cochinero” la elección del pasado 6 de junio. Y encima de eso, le apostaban a desestabilizar la paz social en esta región tan complicada del estado. 

En el caso de Bochil, Gildardo Zenteno Moreno, ya había advertido que “cueste lo que cueste”, no iba a permitir que tomara posesión el edil electo, Sergio Luis Zenteno Meneses, postulado por la alianza PRI-PAN-PRD, porque buscó que quedara a como diera lugar su esposa, Miriam Flores Sánchez, quien fue la candidata por el PVEM. 

Algo así sucede en Pantelhó, en donde Delia Yaneth Velasco Flores, es esposa del ganador de la contienda, Raquel Trujillo Morales. Ella fue designada por el Congreso Local el año pasado después de que desaforaran al entonces edil Santos López Hernández, quien cometiera violencia de género y el delito de acoso sexual agravado contra funcionarias municipales. 

Lo mismo que en Simojovel, en donde el virtual triunfador, Gilberto Martínez Andrade, es esposo de la alcaldesa Viridiana Hernández Sánchez, y quienes “echaron la casa por la ventana” con los recursos del pueblo para que el Verde Ecologista se impusiera en las urnas. 

Es más que evidente: en estos tres municipios de Chiapas, se utilizó el poder para imponer a las parejas como futuras autoridades municipales. Pero, que forma de hacer política en esta región de Chiapas. 

El delito 

Ya de por si andaban mal Gildardo Zenteno, Yaneth Velasco y Viridiana Hernández. 

En Bochil, el alcalde aparte de que embarazó a una joven y no se hacía responsable, también le quedó mal al pueblo en cuanto a obras, por lo cual eran constantes las protestas en este municipio como en la capital del estado. 

Lo mismo en Pantelhó, y en donde se levantó la autodefensa de “el machete” y cuyo grupo incendió la casa de la alcaldesa y de su esposo, en donde supuestamente escondían armas y explosivos. 

De hecho, acusan a Yaneth Velasco y a su esposo, el edil electo, de estar ligados a grupos criminales que ha provocado el desplazamiento de los habitantes de este municipio. 

Y en Simojovel, por lo consiguiente: tanto Viridiana Hernández como Gilberto Martínez, son señalados de haberse enriquecido con el manejo de más de 180 millones de pesos, pero también de estar supuestamente atrás del financiamiento de grupos armados. 

Lo delicado de Bochil, es que Zenteno ya estaba organizando un boicot en contra de la toma de posesión de las próximas autoridades municipales. Esto, a pesar de que esposa que fue la candidata del PVEM, perdió por alrededor de 5 mil votos. 

Además, insisto: es muy claro que usaron el poder para imponer a sus parejas como triunfadores en las urnas. 

Un delito que debería de servir de evidencia para que se anulen las elecciones tanto en Pantelhó como en Simojovel. 

Antes de que los ánimos se desborden como sucede con la autodefensa “el machete”. En otros municipios también los verdes del Gobierno pasado en este estado, cometieron fraude en las elecciones. 

Pero, tanto Gildardo Zenteno, Yaneth Velasco y Viridiana Hernández hasta ahí llegaron. Lo que hicieron en las votaciones, fue “la gota que derramó el vaso”. 

Moraleja: Tanto va el cántaro al agua… ¡Hasta que se rompe! 

Al margen: ¿Ya se ponen de acuerdo? 

Ayer renunció el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón a la Presidencia del Tribunal Federal Electoral. 

Y todo parece indicar que hará lo mismo José Luis Vargas para dar paso a un tercero. Esto, porque tienen que sacar el trabajo pendiente con las resoluciones de las impugnaciones presentadas ante la Sala Superior. ¿Ya se ponen de acuerdo? ¿O es tan solo una tregua? 

Por último: ¡Lo que nunca había sucedido! 

El crimen organizado de este país amenazó a medios de comunicación como el periódico El Universal, Milenio, a Televisa y a la periodista Azucena Uresti, por darle voz a la “autodefensa” en Michoacán. 

Mientras, el Gobierno Federal no demuestra su capacidad para enfrentar una situación de este tipo. Lo que nunca había sucedido. ¡Y lo que causa el discurso sistemático de atacar a la prensa de México! 

Mi Cel: 9642823259  

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 10, 2021 por .
A %d blogueros les gusta esto: